Si tienes dudas sobre cómo saber si puedes declararte insolvente, es decir, acceder a un Proceso de Insolvencia de Persona Natural no Comerciante acá te voy a dar unos consejos previos que pueden servirte.

Muchas personas se preguntan si pueden o no acceder a un proceso de insolvencia de persona natural no comerciante en Colombia cuando tienen problemas financieros y acá te doy cinco puntos a tener en cuenta para saber si puedes o no solicitar un trámite de esta naturaleza:

PRIMERO.-  PARA DECLARARTE INSOLVENTE NO DEBES EJERCER NINGUNA ACTIVIDAD COMERCIAL PROFESIONAL

Aunque seas persona natural y no tengas un registro mercantil, puede que desarrolles una actividad mercantil; tienes que tener muy en cuenta que si eres representante legal de una sociedad, o tienes la mayoría de participación en una sociedad aunque seas empleado o empleada no puedes acceder.

Tienes que ganarte la vida en actividades que no sean mercantiles, y déjame decirte que aún cuando seas informal y vendas productos en una esquina, ya puedes considerarte como comerciante, al respecto hemos escrito algunos artículos y grabado videos al respecto, sin embargo si tienes dudas, déjalas en los comentarios.

SEGUNDO.-  PARA PODER ACCEDER A UN PROCESO DE INSOLVENCIA DEBES ESTAR EN CESACIÓN DE PAGOS

Para poder saber si puedes declararte insolvente a este tipo de trámites tienes que reunir unas características específicas y la primordial luego de descartar que seas comerciante es la llamada cesación de pagos eso significa que debes reunir los siguientes requisitos:

  • Que hayas incumplido tus deudas,
  • Que las deudas incumplidas sean con más de dos acreedores.
  • Que sean más de dos deudas.
  • Que se hayan dejado de pagar por más de 90 días.
  • Que dichas deudas tengan un porcentaje superior al 50% del total de las deudas a tu cargo.
  • Si tienes demandas o cobro coactivo, que estas sean provenientes de dos o más acreedores por dos o más obligaciones y que superen los porcentajes del 50% sobre el pasivo.

A este punto se podría decir que tu puedes acceder a este tipo de procedimientos y simplemente lo que debes hacer es elegir el centro de conciliación de tu preferencia e iniciar el trámite, sin embargo, aunque la Ley no lo diga, la práctica nos ha enseñado muchas cosas al respecto.

TERCERO.- PARA DECLARARTE INSOLVENTE TENER UNA BASE DE INGRESOS MÍNIMOS PARA EL ACUERDO

Debes tener algo muy en cuenta si quieres declararte insolvente, el proceso de insolvencia de persona natural no comerciante tiene como propósito proteger el crédito, lo que significa que todo gira en torno a la forma en que voy a realizar acuerdos con mis acreedores para el pago de mis deudas, por eso el proceso al que accedo inicialmente se llama Trámite de Negociación de Deudas, lo que implica que si voy a entrar a negociar mis deudas, debo tener una base disponible para negociar, es decir, dinero que periódicamente voy a utilizar para la atención de mis obligaciones derivadas del acuerdo, sino la tengo, al menos debo tener bienes para ofrecer en dación en pago si fuere el caso.

CUARTO.- DEBES TENER UNA ESTRATEGIA CLARA DE NEGOCIACIÓN

Uno de los errores más comunes al momento de iniciar este tipo de procesos y declararte insolvente es no tener una estrategia clara y tampoco tener una evaluación financiera personal adecuada, ya que no es solo con sumar y restar como se logra un acuerdo que pueda cumplirse en el tiempo. Si eres una persona natural sabrás que, aunque tengas el mismo salario todo el año, tus gastos varían dependiendo del mes en el que te encuentres tales como impuestos, seguros, matrículas, cuotas de administración etc.

De tal manera que, para lograr un acuerdo, debes tener en cuenta muchos factores que posiblemente ni siquiera consideraste al momento de adquirir tus deudas, tales como presupuesto proyectado mínimo a 5 años, imprevistos, ahorros etc. En casi que la mayoría de ocasiones no planear es la causa de que estés en este momento atravesando por momentos difíciles, ya que muchas veces nos acogemos a la divina providencia sin planear nuestras finanzas adecuadamente.

QUINTO.- DEBES  HABER DESCARTADO OTRAS OPCIONES

El procedimiento de insolvencia es costoso, esa es la realidad cuando quieres declararte insolvente y aunque muchos centros de conciliación te otorguen descuentos, para una persona con problemas financieros tener que desembolsar dinero que puede inclusive superar el valor de una o dos cuotas del total de sus deudas resulta imposible o golpea aún más sus finanzas en crisis, es por ello que antes de tomar esta decisión debes considerar todas las otras opciones que puedan resultar más rentables o eficientes y si se descartan todas si es recomendable iniciar un proceso de insolvencia de persona natural no comerciante.

Existen casos en los cuales, podemos inclusive a llegar a pagar un 50% de nuestras deudas si adoptamos un plan de negociación directo con nuestros acreedores, requiere disciplina y constancia, pero se puede lograr. Si quieres saber un poco más pueden encontrar nuestros videos o escribirnos en los comentarios para que te expliquemos un poco más al respecto.

Como ves, los requisitos para ingresar son muy pocos, pero en la práctica, aunque puedas acceder a este tipo de trámites debes evaluar todas las alternativas a tu disposición.

Si tienes dudas al respecto, déjalas en los comentarios o comunícate con nosotros, siempre habrá alguien disponible para atenderte.